Ya nos queda un sitio menos en el que ser libres.

19 03 2010

Hagamos un paréntesis en la temática de este blog (total, acaba de empezar, no creo que nadie notase la diferencia) o mejor aun, pongamos un punto y final porque a partir de ahora, por cualquier cosa que ponga en mi blog el gobierno puede UNILATERALMENTE y SIN PASAR POR EL JUZGADO cerrármelo y sin rechistar.

Muy bien, ahora que tenemos un sitio menos en el que ser libres (si es que realmente hay alguno en el que podamos serlo) creo que nos toca responder, pero no solo por esto, sobran los motivos para salir a la calle señores.

– Vivimos una crisis excesivamente prolongada que varios gobiernos vieron venir y ninguno se propuso atajar.

– No se ven AUTÉNTICAS intenciones de cambio de rumbo en el modelo de desarrollo económico que puedan llevarnos a una verdadera solución de la crisis y previsión de futuras.

– Los dos partidos más importantes ponen al frente de sus partidos a perros de presa (pepe blanco, cospedal…) que difunden mensajes vacíos y contradictorios en vez de unirse en la búsqueda de una solución común y beneficiosa para todos, o lo que es lo mismo: Se dedican a vender humo pensando única y exclusivamente en réditos electorales.

– Seguimos a la cola de occidente en general y Europa en particular en aspectos tan importantes como son educación y sanidad, y en lugar de buscar referentes en los países más avanzados del planeta en esos aspectos (finlandia, dinamarca…) caminamos en sentido contrario tras modelos de producción salvajemente liberalistas que son precisamente los que nos han llevado hasta esta situación a todo el mundo (E.E.U.U.)

– Podría seguir enumerando, pero me quedo con el que ha sido el detonante de este artículo: La escaramuza legal aprobada por el consejo de ministros de hoy para evitar el poder judicial defendiendo supuestamente la propiedad intelectual para realmente poner en práctica los mandatos de uno de los dos lobbys de presión más poderosos de este país (SGAE en este caso, el otro la iglesia) y, de paso, coartar la libertad en la última frontera que le quedaba al gobierno.

Por todo esto, creo que ya es hora de levantarnos, de que se note nuestro descontento, que podemos pasar cosas, pero no este cúmulo de situaciones. Utilicemos internet (siempre que no añadan enlaces a descargas, claro) como nuestra arma antes de que nos la roben organicemos una gran protesta, un gran movimiento social, pero no nos centremos solo en lo del cierre de las webs, no es más que la punta del iceberg, como ya dije, sobran los motivos.